jueves, 14 de agosto de 2014

SIERRA NEVADA, MECA DEL ENTRENAMIENTO, MECA DE SUPERACIÓN...


Sierra Nevada durante el infernal verano se convierte en mi lugar de peregrinación. Durante este mes de Agosto he aprovechado para subir dos fines de semana aprovechando también lunes por la mañana y así meter unos pequeños pero consistentes microciclos huyendo del calor que abajo me torna imposible conseguir ciertos volúmenes y me tiene bastante cansado.



Lo ideal seria subir de 15 a 20 días pero por motivos laborales la cosa se me pone difícil...
No es nada fácil sacar lo mejor de mí sin utilizar la mejor arma, conseguir increíbles entrenamientos en un lugar difícil por la altitud y orografía del terreno pero, a su vez, fácil por la predisposición, la temperatura perfecta y la fuerza que te da la naturaleza y el grupo de personas que te rodea en cada concentración con unas ganas tremendas de superarse.

El dominio de un lugar, el reto de superar el terreno y los distintos recorridos que propongo, cada uno a su nivel, hacen que consigas ir un poco mas allá y tener la confianza para afrontar tu objetivo con muchas garantías...



Sierra Nevada es:

Paraíso... como el nadar en el embalse de Canales alcanzando "La Roca", para escalar y saltar de ella los más osados.

Compañerismo... en una ruta de bici como Los Blancares donde todos vamos de la mano hasta la vuelta, donde otros prosiguen hasta cumplir su particular "Endurance Day", donde los puertos son coronados uno tras otro por los más experimentados.

Dureza... como el carril de Víboras, sintiendo sus picaduras a cada vuelta pero "pisoteadas" por los más fuertes de mente, alentados por sus familiares o por sus compañeros de batalla y ayudados por el oasis de la fuente del Convento de Las Adoratrices, asaltado a cada ida y vuelta de casi cinco kilómetros.

El cielo...tocarlo... no solo coronando el pico del Veleta a pie, o quizás también en bici, por algún otro valiente caballero "Ironman", sino tocarlo por el hecho de dominar La Sierra y abarcar en nuestras mentes un punto más allá de lo que creíamos que podíamos hacer...

Has de sentirlo...











VIDA...

2 comentarios:

Pablo Cabeza dijo...

Un gran enclave en el que tenemos pendiente algún stage para compartir sueños. Dale, Iván. :-))

Iván Tejero Vázquez dijo...

Sabes que me encantaria enseñarte los mejores enclaves del lugar... duros...eso seguro... pero si no fueran asi no sentirias su magia... Un pedazo abrazo maestro...